Publicidad On Demand

Publicidad On Demand

por Mercedes Cicchitti y Florencia Hernández

 

Televisión, publicidad y evolución.

La publicidad es parte de nuestra vida cotidiana.La encontramos en todas partes y mas que nada ella busca encontrarnos a nosotros. A lo largo del tiempo la publicidad ha cambiado para adaptarse a las distintas generaciones y tecnologías. ¿Pero sabemos cómo el COVID-19 ha cambiado el rumbo de esta?

La pandemia le abrió las puertas a la cuarentena, jamás nos imaginamos que un fenómeno nos obligaría a todos a permanecer en nuestros hogares 24hs. Pues a muchos nos pasó que pudimos ver como el día pasaba más lento, cambios en nuestros horarios, más horas de sueño, inclusive en algunos casos afortunados más tiempo de oseo. Lo extraño en esto es como nos dimos cuenta de que realmente hemos dejado a un “viejo amigo” de lado. Este viejo amigo es el televisor y su programación diaria. 

No es extraño a estas alturas notar que hemos abandonado la costumbre de ver la televisión todo el tiempo en familia, con parejas, amigos, inclusive estando solos. Pero ¿qué fue lo que cambio?

La llegada de internet a nuestras vidas fue una revolución muy grande, pero el estar en línea hoy es más válido que nunca. Al no poder salir de nuestros hogares nos hemos visto en una situación totalmente “online”. Pagando cuentas, trabajando, teniendo clases, leyendo el diario, y esperen…. hasta viendo nuestro programas favoritos a través del smartphone. 

Años atrás pareciera una locura poder ver lo que queremos cuando queremos a través del dispositivo que queremos. Hoy es así, y la audiencia ha hablado y el rating en la televisión ha disminuido en grandes cantidades desde entonces. 

¿Porque hemos traicionado la programación televisiva contenido, horarios, mayor oferta, precio? 

Las variables para analizar son varias. Ahora veremos algunas y luego nos cuentan con cual se sienten identificados. 

Contenido: Cuando hablamos de contenido sabemos que en la televisión teníamos que estar en el dia exacto a la hora justa. Con la programación televisiva muchas veces nos veíamos obligados a conformarnos y hacer el famoso zapping para encontrar algo que nos fuese relevante. Esto fue así,  hasta que plataformas disruptivas como Netflix llegaron al mercado ofreciendo todo lo que quisieras ver, cuando quisieras, y a un costo menor. Puesto a esto el público no tardó en familiarizarse con Netflix y adoptarlo como un nuevo compañero en las noches de fin de semana o incluso en sus rutinas diarias con la serie del momento. 

Horario: Algo tedioso que podemos remarcar conjunto con el contenido es como el contenido ON DEMAND ha caracterizado a la nueva generación y ha enamorado al público haciendo que en cualquier momento del día podemos ver nuestra serie. Poder detener y pausar el momento exacto para luego continuar viendo es algo tan común para nosotros, algo inimaginable para hace 4 años atrás no?

Mayor oferta: La conexión a  internet no solo nos conecta con nuestros amigos o personas en todo el mundo. Nos ha abierto las puertas a todo un mundo virtual donde podemos gozar de las últimas novedades a través de sitios web, plataformas, entre otros. ¿Si podemos? elegir entre ver lo que el televisor nos muestra o lo que nosotros buscamos, cuál elegimos? 

Una respuesta segura. Ya no nos conformamos con “lo que hay para ver” hoy queremos y exigimos ver contenido creado para nosotros. Que Netflix nos recomiende títulos nos es casualidad, ha suplantado a ese amigo diciendo “tenes que ver esta película” recomendándote lo que muy posiblemente sea de tu agrado. 

No fue hace poco que creímos que nada podía superar la revolución que la televisión provocó hace décadas. Pero la era del internet le dio un nuevo panorama a las cosas. 

¿Dónde deja esto a la publicidad? Con la revolución que generaron las plataformas en el dia a dia de los antes llamados televidentes, las empresas han tenido que enfocar sus esfuerzos y renovarse para estar presentes en dónde se encuentra audiencia. 

Durante esta cuarentena, surgió el boom de los vivos en redes sociales por lo que es muy notoria la importancia de cambiar las formas de publicitar. All bajar tanto el rating en la televisión y aumentar el tráfico en redes sociales es conveniente publicitar en ellas. 

Entonces el panorama para las empresas hasta puede ser beneficioso ya que publicitar en redes sociales o plataformas  es mucho más económico que publicitar en televisión. 

Algo es seguro el público ha elegido y el televisor ha perdido. La programación televisa busca innovar con nuevo contenido, interacción con redes sociales, pero ciertamente es hora de admitir que deberán realizar algo muy grande para superar al nuevo favorito de la audiencia. 

 

Abrir chat
¿te ayudamos?